Mango

Comparte

Una persona con poco corazón me sacó del bosque donde vivía cuando era muy pequeño y me encerró en una jaula diminuta. Hasta que fui rescatado mi vida era un horror….vivía dentro de una jaula y esta jaula se encontraba dentro de una cueva a oscuras. A causa del poco ejercicio que pude hacer cuando era cachorro por el espacio limitado, mis patas se deformaron. Los músculos y tendones de mis patas delanteras no se desarrollaron correctamente, pero mis huesos si. Por la falta de espacio y la falta de elasticidad mis huesos se deformaron. Esto me dolía muchísimo y apenas me movía.

Cuando me rescataron buscaron un veterinario especializado en traumatología y me operaron la pierna izquierda que era la que tenia peor. La pierna ya no me duele y ahora estoy a la espera de la operación para mi pierna derecha. Mi vida ha mejorado mucho y estoy muy feliz de haber escapado del zulo donde me tenían encerrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información    Más información
Privacidad